miércoles, 11 de abril de 2012

El Sacerdocio de la Ciencia II - Los Herejes I

En el artículo anterior de esta serie, hablaba de las ideas de un conocido divulgador mexicano, Martín Bonfil, con respecto a la divulgación y su concepto de que los hechos deben ceder paso a la opinión de los expertos.

Este análisis se ve enriquecido por una nueva anécdota:

En el debate siguiente a un nuevo artículo suyo atacando la homeopatía, Bonfil respondió a los cuestionamientos sobre lo que dijo de Jacques Benveniste, aunque de una forma inesperada: 

"Estimados lectores: Grrr es un personaje afectado de sus facultades mentales. Favor de no hacerle caso. Tampoco sé por que esta obsesionado con refutar todo lo que yo o Enrique Gánem decimos (pero gracias por ponerme en la misma lista que él). Si encuentro una forma de bloquearlo de aqui, lo haré. Mientras tanto, recuerden: don't feed The Troll!!"

Lo que no dice, ocupado como está en diagnosticar mis padecimientos mentales a distancia, es cuáles son sus bases para considerar correcta su expresión contra Jacques Benveniste.

Ni me pregunta eso que le intriga, o sea mi supuesta obsesión por la refutación. A mí no me queda claro si lo que dice es que intento refutar o que lo consigo, cosa que debería ser más preocupante para alguien que se dedica a hablar de ciencia.

Bonfil, que se considera un hombre de ciencia y de difusión de ideas, no aprovecha la oportunidad para fundamentar su posición de que el fallecido Benveniste sigue siendo un charlatán, demostrar sus argumentos, discutir el asunto o ya de a perdida decir que estaba equivocado pero que todos los engañados dan igual ( como dijo aquella ocasión El Genial Randi ).

En lugar de eso, él mejor apuesta por el sambenito ( llamándome enfermo mental ) como medida provisional, con opción a excomunión ( en la forma de tratar de bloquearme ) y con una científica llamada a ignorar mis argumentos. Todo ello en el marco de un artículo donde se preocupa mucho por la certeza y la argumentación científicas: 

"Escribir sobre seudociencias médicas como la homeopatía (o la acupuntura, o tantas otras) es una de las labores más ingratas para un divulgador científico. Inmediatamente llueven los ataques indignados de quienes creen en la efectividad de estas “terapias alternativas”. Y sin embargo, hay datos certeros para calificarlas de fraudes, y razones poderosas para combatirlas" 

¿Porqué es importantísimo combatir la supuesta charlatanería pero no son importantes la discusión abierta de las críticas y el soporte argumentado de las posiciones propias?


Enlaces

Antecedente: El Evangelio Según Los Expertos
Continuación: Los Herejes II

3 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo. Y lo mas revelador es que suelen acusar siempre (parece ser un patrón) de que los "creyentes en la homeopatía" están locos. A lo que yo casi siempre les sugiero que lo demuestren con un psiquiatra: Como se sabe no lo hacen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El acusar de locos a los demás es una muestra innegable de su percepción religiosa de las cosas. Les parece tan absurdo negar lo que ellos creen, que no cabe discusión o análisis. Esto tiene que ser locura.

      Lo impresionante del caso es que aquí se trata, no de un aficionado anónimo imberbe, sino de un profesional que pontifica continuamente del valor de la ciencia como herramienta contra la irracionalidad, por lo que la dicotomía y la distancia entre el discurso y la realidad son más perturbadores.

      Hay evidencias para demostrar que el problema es mucho más amplio:

      Una de las respuestas a la investigación de Cook y Calabrese sobre el papel de la hormesis se titula Hormesis: Una nueva Religión?. Los autores son incapaces de resistir la misma urgencia de descalificación aberrante que siente Bonfil cuando sus dogmas son tocados.

      Mismo caso del autor de una traducción del documento de NCAHF sobre la homeopatía, dice que su contrincante ( o sea yo ) es un idiota, aunque sea Garduño quien es incapaz de responder las preguntas que se le hacen.

      Y también dice:

      "Reconozcan que hay algo patológico en su comportamiento. Algo obsesivo y un asunto más personal que altruista."

      porque él cree que tomarse el trabajo de traducir el documento NCAHF es científico, pero tomarse el trabajo de discutirlo es necesariamente aberrante.

      Eliminar
  2. Genial entrada, los negacionistas de la homeopatía suelen utilizar la discriminación mental ("eres un débil mental, tienes falta de comprensión lectora, no entiendes nada"). El ad-hominem de Bonfil es similar a estos:

    Ecured:

    "Es que hablamos de lo mismo. Si llevaras una esvástica en el brazo diría que eres nazi… “huy, me ha insultado”… joé, es que lo eres...

    ...Las definiciones no te dicen nada porque no entiendes nada. (Es más, creo que ni has expuesto una sola idea ni término. Ja, ja… eres un crack)...

    ...¿Los enlaces? Ja, ja… son buenos, no hay duda: el primero se abre con unos tipos que (atención) se autodiagnostican CI (ahí, con dos narices); les hacen un electro que sale más o menos irregular ( ¿no serán enfermos mentales?)

    ...Seguimos modas idiotas, sin duda, como la de no vacunar a los niños. Esa es otra forma peligrosa de imbecilidad que se extiende poco a poco…

    ...no tan sólo para la inteligencia ruda del salvaje, sino también para la gente ignorante y estúpida de todas partes... Inteligencia ruda del salvaje: aquellos que comían cerebros para adquirir sabiduría: magia homeopática. Para la gente ignorante y estúpida de todas partes”: homeopatía, otro ejemplo de magia homeopática. Porque no es más que un ejemplo, no es importante, es una memez"


    Ernestoprofe:

    "Efectivamente. No entiendes nada. No me hagas indagar la causa."

    Heisenberg:

    "Está claro que no entiendes ni la ironía ni la analogía. Así es imposible y desesperante la comunicación entre nosotros. "


    Parece que repitieran lo mismo.

    El enlace y otras respuestas: http://filosofiaencolmenarejo.wordpress.com/2012/10/17/que-es-una-pseudociencia/

    ResponderEliminar