lunes, 21 de marzo de 2016

La Religión de la Ciencia IX - Mecanismo de Acción Desconocido

En este artículo abordaré una de las mentiras más usadas en el combate a la homeopatía: la base científica de los fármacos alopáticos.


I - La Prueba De La Falsedad

Uno de los argumentos más usados por los seudo-escépticos en su guerra contra la homeopatía es pintar un contraste entre la medicina oficial y la homeopatía, caracterizando a la primera con una sólida base científica y a la segunda padeciendo una absoluta ausencia de fundamentación.

Por ejemplo, el documento Qué Es La Homeopatía? Una Visión Crítica, escrito por Javier Garrido y Manuel Cros, y originalmente patrocinado por la organización seudo-escéptica española Círculo Escéptico, dice:

"Que la mal llamada medicina “alopática” (en realidad es la medicina científica, en contraposición a las que manipulan fuerzas pavorosas, trascendentes e imaginarias) no es una medicina sintomatológica, sino que busca tratar la causa de la enfermedad siempre que esto es posible, y que además, en su buena práctica, enfoca al individuo como una unidad biopsicosocial"

Por su parte, el doctorado Miguel Ángel Méndez Rojas, protagonista de uno de los casos de charlatanería doctoral analizados en este blog, dice:

"La medicina moderna es el resultado de miles de años de estudios sistemáticos, cuidadosos y que emplean el método científico para mantener y recuperar la salud, diagnosticar, tratar y prevenir enfermedades."

Como contraparte a esta visión apologética, los seudo-escépticos pintan a la homeopatía como una simple superstición, cuya obvia prueba de falsedad es la ignorancia de los mecanismos que expliquen su funcionamiento. En palabras del documento de Garrido y Cros:

"Ley de la Semejanza : ¿tiene alguna base empírica, ya sea fisiológica, fisiopatológica, bioquímica, física o farmacológica? No. ¿Existe algún mecanismo racional que la explique? No....¿Podemos prescindir de ella para explicar la forma en que funcionan todas las terapéuticas efectivas conocidas? Sí. Queda únicamente un postulado exigido por la fe (de los homeópatas) pero incognoscible para la razón. Como base científica podemos eliminarla."

El propio Cros abunda en esta idea en otro de sus textos ( como se cita en la sección IV de este artículo ):

"Lejos de acobardarse y dar por evidente que defienden lo indefendible, los homeópatas contraatacan tildándonos a los escépticos de ignorantes, ya que -afirman- la Homeopatía también funciona a bajas diluciones, en las que sí existe principio activo en el preparado final, con lo cual produce los mismos efectos, si no mejores, que los medicamentos tradicionales. Pero esto, lejos de ser un argumento potente como creen, no es más que otra prueba de su enroque irracional, porque digo yo que:
  1. Siguen sin demostrar cómo operan las sustancias activas si se utilizan precisamente para lo contrario que las utilizamos el resto de los mortales. Por ejemplo, cómo es que una dilución de cafeína puede servir como tranquilizante. O por qué para "curar" el lagrimeo excesivo se recomienda cebolla."
En resumen, se puede observar que la doctrina seudo-escéptica afirma vehementemente que el desconocimiento de los mecanismos de acción de una sustancia o toda una terapéutica es prueba de su falsedad.


II - Mecanismo De Acción

Este documento de la Escuela Catalana de la Educación Física y el Deporte, de la Universidad de Barcelona, define así el mecanismo de acción farmacológico:

Farmacodinamia:

-El Efecto bioquímico-fisiológico que desarrolla el Fármaco en el organismo.


-El efecto es consecuencia de la interacción con componentes de estructura macromolecular: Mecanismo de Acción.


-El mecanismo de acción se evalúa a nivel molecular: el Fármaco interactúa con otras moléculas –Receptor-, originando la acción farmacológica


III - Algunos Ejemplos

A menos que se piense aceptar descaradamente el uso del doble rasero, es obvio que las ideas citadas en la sección I deberían aplicarse también a la medicina oficial, y que la ausencia de entendimiento del mecanismo de acción de un fármaco debería demostrar la imposibilidad de efectividad, si no de la medicina oficial completa, si de ese fármaco en particular.

Por ello he compilado una muy breve lista de sustancias cuyo mecanismo de acción se desconoce, que se desglosa en las subsecciones siguientes.


IIIa - Antiinflamatorios No Esteroideos ( AINEs )

"Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) constituyen uno de los grupos de medicamentos más prescritos. Además, se trata del grupo de fármacos más consumido como automedicación en nuestro estado.
...
Se ha hipotetizado que AINEs con efecto analgésico en el sistema nervioso central pero que aún desconocemos como actúan, como el paracetamol y el metamizol, podrían ejercer su efecto antipirético y analgésico por inhibición de esta enzima."
   Referencia


IIIb - Paracetamol

"El paracetamol es un metabolito de la fenacetina (*), un analgésico muy utilizado antiguamente que, por ser tóxico a las dosis terapéuticas y metabolizado a paracetamol, ya no es utilizado.

Mecanismo de acción: se desconoce el mecanismo exacto de la acción del paracetamol aunque se sabe que actúa a nivel central. Se cree que el paracetamol aumenta el umbral al dolor inhibiendo las ciclooxigenasas en el sistema nervioso central, enzimas que participan en la síntesis de las prostaglandinas."
   Referencia


IIIc - Olanzapina

"La olanzapina es un antipsicótico que demuestra un amplio perfil farmacológico a través de varios sistemas receptores. La olanzapina
es un antagonista monoaminérgico selectivo con una alta afinidad de unión por los siguientes receptores: serotoninérgicos 5-HT2A/2C,
5-HT6 (Ki=4 y 5 nM, respectivamente), dopaminérgicos D1-4 (Ki=11-31 nM), histaminérgicos H1 (Ki=7 nM) y adrenérgicos a1 (Ki=19 nM).
...
Igual que con otros fármacos que tienen eficacia en la esquizofrenia, se desconoce el mecanismo de acción de la olanzapina."  
Referencia


IIId - Carbamazepina

"Se desconoce el mecanismo de acción exacto por el cual ejerce su efecto analgésico. La carbamazepina inhibe la propagación del impulso nervioso desde el foco epiléptico."   Referencia


IIIe - Topiramato

"Se desconoce el mecanismo de acción exacto por el cual topiramato ejerce su efecto anticonvulsivante y profiláctico de la migraña. El topiramato bloquea de forma tiempo dependiente los potenciales de acción provocados repetidamente por una despolarización sostenida de las neuronas"   Referencia


IIIf - Gabapentina

"Se desconoce el mecanismo de acción exacto de la gabapentina como analgésico. Gabapentina está estructuralmente relacionada con el neurotransmisor GABA pero su mecanismo de acción es diferente al de otros principios activos que interaccionan con las sinapsis del GABA."   Referencia


IIIg - Pregabalina

"Se desconoce el mecanismo de acción exacto de la pregabalina como analgésico. La pregabalina presenta una estructura similar a la del propio GABA del organismo, pero sus efectos biológicos son muy diferentes. Se cree
que su mecanismo de acción está relacionado con la entrada de calcio en las células nerviosas, lo que reduce la actividad de algunas de las células nerviosas del cerebro y de la médula espinal."
   Referencia


IIIh - Miltefosina

"La miltefosina es un fosfolípido sintético activo por tópicamente y por vía oral, químicamente similar a los fosfolípidos naturales.

Mecanismo de acción: se desconoce el mecanismo de acción de este fármaco. In vitro, a concentraciones muy bajas, la miltefosina es sinérgica con el factor estimulante de colonias, las interleukinas 2 y 3 y otros factores de crecimiento, aumentando el crecimiento de las células progenitoras de las células T."
   Referencia


IIIi - Ciclesonida

"Ciclesonida es un nuevo corticosteroide inhalado indicado en el tratamiento del asma persistente en adultos y adolescentes (a partir de 12 años).
...
Se desconoce exactamente cuál es el mecanismo de acción de los corticoides en el asma. Actúan sobre receptores citoplasmáticos que inducen o inhiben la transcripción génica de distintas proteínas que intervienen en la inflamación."
   Referencia


IIIj - Valproato

"Estructura química: es un ácido graso carboxílico de cadena corta.

Mecanismo de acción. No se ha identificado exactamente, pero se relaciona con aumento de la concentración de GABA, bloqueo de los canales de Na⁺ e inhibición de neurotrasmisores excitadores."
   Referencia


IV - La Ignorancia Protectora

Como dije al inicio de la sección anterior, la lista presentada es apeñas un arañazo al conjunto de fármacos de los que se desconoce, en mayor o menor grado,  el mecanismo de acción, pero a mi parecer una muestra suficiente para demostrar fehacientemente el grado de la mentira seudo-escéptica.

Es obvio para alguien con sentido común que las ideas citadas en la sección I son falsas: no es necesario entender los mecanismos causales de un fenómeno para poder usarlo, basta entender cómo se debe usar. Un ejemplo claro es un automóvil: sin tener ni idea de cómo funciona un motor de combustión interna, se puede manejar siempre y cuando se entienda cómo controlar el fenómeno ( encender el motor, acelerar, etc ).

La historia de la ciencia está llena de ejemplos de cómo se llegó al conocimiento de fenómenos y a su uso sin entender sus causas. Un ejemplo de ello es el nacimiento de la física cuántica ( explicado en este artículo y su continuación ):

Sin entender las implicaciones de lo que hacía y en un acto de desesperación, Max Planck introdujo las ideas de Boltzmann en las ecuaciones del cuerpo negro y obtuvo las ecuaciones que se ajustan a lo observado. No existía en ese momento una explicación para las cosas que la nueva teoría sugería ni las habría por más de veinte años, pero ello no cambiaba el hecho de que los fenómenos observados se ajustaban a esta nueva concepción.

Los seudo-escépticos, en su necesidad de permanecer ignorantes para evitar las ideas y hechos que los aterrorizan, ignoran estos y otros pasajes de la ciencia y la historia, y se aferran a los conceptos clásicos con una fé que raya la demencia, y postulan cosas como las citadas en la sección I, que son falsas por donde se les vea: no sólo la realidad de un fenómeno es independiente de su conocimiento, sino que en la medicina que usan como paradigma hay múltiples ejemplos de esa falsedad.


Conclusión

Otra de las bases seudo-escépticas para la descalificación de la homeopatía resulta un cuentelete sin ninguna base en la realidad.


Enlaces

Antecedente: Transubstanciación Científica II

4 comentarios:

  1. Hay otra mentira de los Cros:

    "enfoca al individuo como una unidad biopsicosocial"

    Si esto fuera, en general, cierto no habría médicos, enfermeros y sanitarios quejandose del modelo científico sanitario o del paradigma actual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. De hecho la medicina oficial tiene el mismo problema y argumentos que la Iglesia Católica: sus fieles abandonan por la escasa atención real.

      El asunto aquí es que las mentiras de estos charlatanes son tan numerosas y básicas, que es innecesario entrar en las mentiras de niveles superiores, donde las cosas se vuelven más sutiles y se requiere un mayor entendimiento del tema.

      Entonces, cuando estos merolicos de esquina plantean que el desconocimiento de los mecanismos de acción de la homeopatía la invalidan, y uno ve que eso se desconoce incluso del paracetamol, no se necesita mucho más.

      Tengo ya "en prensa" un artículo sobre el patrón de Cros, Frías, que es tan ignorante que en su presentación de Amazings 2011 pone la foto de una mosca en lugar de una abeja, mientras dice con gran satisfacción que la homeopatía es puras bobadas y supercherías. Los paralelismos de esta plática de Frías con la de Rabndi en Princeton son realmente impresionantes.

      Eliminar
    2. "La diferencia es que una sustancia que afirma una supuesta curación debe tener un mecanismo de acción, si no, es magia potagia."

      http://alef.mx/aceptar-la-homeopatia-es-abrir-puertas-al-pensamiento-magico-en-la-salud/

      Eliminar
    3. Claro que debe tenerlo. Otra cosa es que se conozca.

      Cuando uno lee la historia de una rama de la ciencia y ve cuántas veces se han conocido fenómenos para los que no hay explicación por años o decenios, se puede entender el grado de ignorania y estupidez que hay en el seudo.escepticismo.

      No en balde sus líderes predican conceptos de la física del s.XIX y la feligresía ni cuenta se da.

      Eliminar