domingo, 29 de enero de 2017

El Sacerdocio de la Ciencia L - Lucifer

La quincuagésima entrega de esta serie debía ser especial y lo es. Está dedicada al Dr. W. Luis Mochán, figura fundamental de la lucha contra el fraude electoral del 2006 que convirtió a México en la fosa clandestina más grande del mundo.


I - De La Luz...

Wolf Luis Mochán Backal es un doctorado en ciencias físicas por la Universidad Nacional Autónoma de México. Su perfil en el sitio de la UNAM ennumera sus acreditaciones, de las que podemos citar algunas como

- Investigador Titular del Instituto de Ciencias Físicas de la UNAM, del que fué Director.

- Miembro de la Academia Mexicana de Ciencias, la Academia de Ciencias de Morelos y la Academia de Ciencias de Nueva York.

- Profesor del Posgrado en Ciencias Físicas de la UNAM y de la Facultad de Ciencias de la UAEMor, de la que fue Coordinador de Posgrado.

- Más de cien publicaciones en revistas especializadas de su área, las cuales han sido citadas alrededor de dos mil veces.

- Es árbitro de quince revistas especializadas y miembro de Consejo Editorial del New Journal of Physics.

- Ha dirigido siete tesis de licenciatura, una de maestría y ocho de doctorado.

- Ha recibido el Premio de la Academia de la Investigación Científica, la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos, la Medalla Marcos Moshinsky, la presea Tlacaélel, el Premio Universidad Nacional, el Premio Nacional de Divulgación Científica, Fellowship de la American Physical Society y un Doctorado Honoris Causa del Colech.

Pero entre la sociedad en general, el Dr. Mochán es mucho más conocido por su papel fundamental en la denuncia del fraude electoral perpetrado en 2006 en México.

Como se puede leer en narraciones del evento ( por ejemplo esta ), el seguimiento en tiempo real de los resultados electorales la noche misma de la elección por parte del Dr. Mochán inició un movimiento que con el tiempo aglutinó a un equipo de científicos como el Dr. Víctor Romero Rochín de la UNAM, el Dr. Jorge A. López Gallardo de la Universidad de Texas en El Paso y Walter R. Mebane de la Universidad de Cornell, y que culminó con la presentación de un documento firmado por 61 académicos y científicos emitiendo su opinión experta sobre la evidencia que delataba el fraude electoral.

Entonces, el personaje central de este análisis no es sólo un académico de alto nivel, sino uno que ha probado su valor cívico y su militancia al lado de la legitimidad y la verdad, y cuyo actuar tuvo gran relevancia en una de las batallas más fundamentales del México reciente.


II - ... A La Oscuridad

Con la coautoría de los doctorados Enrique Castro Camus y Bernardo Mendoza Santoyo, el Dr. Mochán publicó un artículo donde no pierde demasiado tiempo en expresar su opinión sobre el Hospital Nacional Homeopático:

"Mientras el Reino Unido cerró en 2012 todos sus programas de “enseñanza” de homeopatía y en 2013 todas las “clínicas homeopáticas” que operaban con fondos del National Health System por considerar que no contribuyen a la salud pública de aquella nación, el 28 Noviembre del 2014, fue inaugurado el Hospital Nacional Homeopático (HNH) en México, ¡una auténtica tragedia nacional en nuestra opinión!"

viernes, 6 de enero de 2017

Cinco años después

Hace cinco años pensé que valía la pena iniciar un blog para hacer correcciones a los dichos de Enrique Ganem. Alguna idea tenía de la distorsión de la ciencia llevada a cabo por un Establishment para conseguir fines políticos y económicos. Pero nunca me imaginé la crudeza y profundidad del tema que pretendía abordar.

Cinco años y doscientos artículos después, veo que fué una buena decisión. El grado de mentira y engaño al que los adeptos a la Religión de la Ciencia son capaces de llegar, y el nivel de penetración que tienen en el sentido común del público hacen extremadamente valiosa cualquier contribución a la denuncia de estos charlatanes. Casos como el de Silva Ayçaguer, el doctorado en matemáticas que para atacar a la homeopatía dice que 10¹² es mayor que 10²³, se niega a rectificar y luego finge que no se acuerda de nada, muestran lo que digo con absoluta claridad.

Cierto que la ciencia no es la única herramienta para conocer el mundo, pero es una suficientemente importante como para que su perversión por estos profesionales de la ignorancia y el engaño sea, como algunos de ellos cínicamente señalan, un grave daño social.

Agradezco a todos los que han ofrecido su apoyo y buenos conceptos sobre mi trabajo. Especialmente a Zetetic, sin cuyos apuntadores, referencias y apoyo en general, este blog tendría la décima parte de información y sustento. También a difusores de mis artículos como Piedra, que muchas veces es de los primeros lectores de cada nuevo texto. Y en general a todos los que se han tomado el tiempo de leerlos con mente abierta e interés por la verdad.

Continúo con los siguientes cinco años, si aún queda México tras esta revolución social que empieza.