sábado, 2 de marzo de 2013

La Feligresía de la Ciencia VII - Ética Científicamente Prescindible I


I - El caso

En este comentario, el aficionado a los temas de la ciencia Martín Fragoso propaga la doctrina del seudo-escéptico Robert L. Park sobre la famosa hipótesis de la memoria del agua. Al señalársele la conocida conducta corrupta de Park, Fragoso responde:

"Hola Grr, dejaré de lado eso de que Park es mentiroso y deshonesto para ir a lo importante. A fin de cuentas la energía térmica y el movimiento browniano no son mera opinión de Park o cosas que se esté inventando, ¿o sí?

Lo verdaderamente importante aquí es: ¿la energía térmica y el movimiento browniano son buenos argumentos en contra de la memoria del agua o no?

Saludos"


II - Olvidemos que los billetes son falsos y veamos cuánto dinero tenemos

Fragoso expone un argumento que impacta: no importa si el argumento está construido por un mentiroso, lo que importa es a dónde nos lleva.

Uno puede especular si Fragoso conocía de la calaña de Park antes de pensar en propagar sus mentiras. Igualmente se puede especular si revisó o no la información proporcionada antes de pensar en su escandaloso planteamiento de que en ciencia la honestidad es soslayable.

Lo que no es especulación es que Fragoso pretende dar validez a un acomodo de elementos propuesto por un probado mentiroso y de ahí obtener una verdad.

Fragoso afirma que si los elementos usados ( la energía térmica y el movimiento browniano) son reales, su uso en este caso y para esta explicación deben ser correctos de necesidad y entonces no importa si Park es mentiroso o no.

Lo cual lleva desde luego a la evidente paradoja de que si ese paradigma fuera correcto, sería imposible que Park mintiera. Paradoja que una mente tan escéptica y cientifiquísima como la de Fragoso no quiere o no puede reconocer.


III - La verdadera intervención de la energía térmica

Como se puede leer en este artículo, una verdadera investigación científica sobre diluciones ultra altas usando resonancia magnética nuclear reporta:

"Tras un ciclo de calentado/enfriado de 10 minutos de las muestras en sus tubos NMR sellados ( previniendo cualquier modificación de la composición química y contenido de gas ), todas las variaciones de relajación observadas como función de la dilución se desvanecieron, el índice R2/R1 y la dispersión de los valores R2 cayeron en todas las soluciones y solventes, y la correlación entre R1 y R2 reapareció en las muestras Hist-W. Todos esos resultados apuntan a un estado más organizado de agua en las muestras no calentadas, más pronunciadas en las soluciones de histamina que en los solventes, dependientes del nivel de dilución."

Entonces es obvio que si, la temperatura tiene un papel, pero no el que el mentiroso Park dice. La organización a altas diluciones no se pierde a temperatura ambiente ni en la forma espontánea e inmediata que el fraudulento Park pretende.

Y también es obvio que lo que subyace en el argumento de Fragoso es totalmente falso: sí es posible tomar elementos individualmente válidos para construir una mentira, y no es suficiente atenerse a la validez de esos elementos individualmente para evaluar la veracidad de un argumento construido con ellos.


IV - La deshonestidad intrínseca del seudo-escepticismo

Aunque en este caso se demuestra que la manipulación dolosa de elementos fidedignos es posible ( una perogrullada que no debería requerir demostración ), este caso atañe a un aspecto mucho más fundamental: la concepción de la ética en el imaginario de los seudo-escépticos.

Para Fragoso, el recibir evidencia sólida de la deshonestidad profesional del ponente de una idea no es razón para parar las prensas y revisar todo su andamiaje argumentativo. La mentira flagrante es para él apenas un pie de página en la tarea fundamental de desacreditar a la hipótesis de la memoria del agua, tarea que él cree cientifiquísima. Y también cree que puede decir con toda tranquilidad que en ciencia la mentira es lo de menos siempre que apunte en la dirección "correcta".

Como no me canso de señalar, este no es un comportamiento puntual o atípico. Forma parte del núcleo de creencias del seudo-escéptico promedio, cuya educación "científica" incluye profesar la ignorancia, mentir, distorsionar, burlarse de lo que no entiende y soslayar la ética y la verdad, tal como se puede apreciar en los ejemplos mostrados en muchos de los artículos de este blog.

Y es difícil que sea de otra forma cuando los modelos a seguir en el culto seudo-escéptico son los Maddox, los Randi, los Park y los Novella, que difunden demostrables mentiras basados en fabricaciones descaradas, argumentaciones circulares y otros artificios dirigidos a su crédula feligresía con el muy evidente propósito, no de formar cultura científica y pensamiento sino de reclutar hordas de activistas que sirvan como tropas de choque en el campo de batalla de la opinión pública.


Conclusión

Nuevamente se demuestra que el seudo-escepticismo, tal como es enseñado por sus dirigentes y aprendido y practicado por sus adeptos, es lo contrario a la ciencia.


Referencias

Antecedente: Censura Científica
Continuación: Ley del Embudo Científico
Relacionado: Ética Científicamente Prescindible II, Demangueat I

6 comentarios:

  1. Esto aspecto de la termodinámica me parece muy interesante por que evidencia que el seudoescéptico en lugar de cuestionar y utilizar el pensamiento crítico, al final de cuentas le interesa muy poco la discusión y se pone a validar la opinión de un físico como Park.
    Lo mas interesante es que no he encontrado un solo caso de refutación al experimento de Demangeat. Lo único que encuentro es que para los seudoescépticos es inválido por que lo ha financiado Boiron.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Se vuelve a demostrar que "Dime de qué presumes y te diré de qué careces" es fielmente descriptivo de los seudo-escépticos y su cacareado pensamiento crítico. En realidad son incapaces de cualquier cosa más allá de repetir las mentiras, muchas veces francamente escandalosas, que les dan en sus panfletos.

      Este esperimento particular es francamente demoledor, porque muestra científicamente que eso de lo que esta gente se burlaba muy divertidamente, existe y está ahí, en forma demostrable y cuantificable.

      Como lo demuestra Schwarz ( por si no había quedado demostrado más antes ), la corrupción de los seudo-escépticos es a prueba de cualquier demostración, pero espero que otros lectores menos religiosos puedan aprender algo de este artículo.

      Eliminar
    2. Estimado Grr, quizá te pueda servir para tu próxima entrada el dicho de que una dilución 3X según ciertos seudoescépticos de un tal Ingeniero Omarklin:

      "Por cierto una dilucion 3X o 3D según usted no rompe el número de Avogrado, ja, ja, ja pero que ridiculez ¿quiere apostarlo? o va a continuar diciendo que es verdad nada más porque lo dicen en la "farmacopea homeopatica", tal como ya lo hizo (falacia de autoridad tal como usted menciona)"

      En el sitio de Martín Bonfil Oliveira:

      http://lacienciaporgusto.blogspot.mx/2013/03/homeopatia-legitimada.html

      Me pregunto si estudiar ingeniería realmente es un incentivo para hacer bien las cuentas.

      Eliminar
    3. Es muy buen ejemplo. Lo usaré en cuanto pueda.

      Esta gente tiene tal necesidad de ceñirse al dogma que ya abandonó toda pretensión de usar siquiera la aritmética.

      A él le dijeron que toda la homeopatía está fuera de Avogadro y punto. Verdad ex cátedra que no admite impías investigaciones o raciocinios.

      Es realmente impresionante.

      Eliminar
  2. Hola, sólo quiero aclarar algo. Dices "Fragoso expone un argumento que impacta: no importa si el argumento es falso, lo que importa es a dónde nos lleva."

    Eso no es así, claro que importa si un argumento es falso. Curiosamente lo que digo es lo contrario a lo que dices: se debe revisar un argumento independientemente de si quien lo usa ha mentido en el pasado. Tú decías que basta con ver si el que presenta un argumento ha mentido en el pasado para ya no revisar el argumento.

    Eso era lo que comentábamos en esa parte (antes de la larga cita que puse de Park con respecto a la fusión fría).

    Puedo aceptar y/o entender que no desees discutir con alguien que ha mentido, pero mi punto es que un argumento tiene o toma vida propia. En el caso que hemos comentado, lo que digo es que el argumento, aunque lo cité de Park, no es "el argumento de Park". A cualquier otra persona se le puede ocurrir. Por eso pienso que sí hay que analizar los argumentos para saber si son válidos o no. Lo que tú me decías es que bastaba con señalar que quien argumenta ha mentido en el pasado para ignorar el argumento. Pero entonces, en el futuro, cuando otra persona presente el mismo argumento, ¿hay que analizar su historial para ver si es o no mentiroso y en caso de que lo sea ignorar tal argumento?, ¿habrá que esperar a que alguien honesto lo presente para -ahora sí- analizarlo?

    En suma, es curiosa tu afirmación, porque entonces no me entendiste. Dije que se deben analizar los argumentos para saber si son o no válidos independientemente de si el que argumenta ha mentido en otras ocasiones.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Puedo aceptar y/o entender que no desees discutir con alguien que ha mentido"

      Ese es el comportamiento estándar en el mundo científico serio. Injusta o no, la práctica aceptada es que quien miente intencionalmente ( como es obvio que Park hace en el caso de la fusión fría ) se descalifica definiivamente. Práctica que por supuesto uds. los seudo-escépticos no avalan ya que sus líderes ( los Ganem, Bonfil, Frías, Schwarz y coleguitas ) mienten clara y continuamente mientras uds .siguen aplaudiéndoles como si tal.

      "pero mi punto es que un argumento tiene o toma vida propia."

      Nuevamente estás predicando al público incorrecto. Por supuesto que los argumentos son independientes del historial del postulante.

      Aquí el engaño es que el "pasado" del postulante no es tal: como se puede ver claramente en los resultados del experimento científico referido, Park vuelve a mentir sobre la memoria del agua.

      Y tu te haces como que no ves la prueba de que el argumento es falso y pretendes mostrarte imparcial respecto de la idea denunciada como si su validez aún estuviera por establecerse.

      La cita de comportamientos anteriores sólo ilustra que a los seudo-escépticos como tu les tiene sin cuidado la seriedad científica de sus líderes y propagan doctrinas falsas sin siquiera verificar su veracidad, dando por hecho que el evangelio seudo-escéptico es cierto a priori sólo por que todo mundo repite como perico lo mismo de las mismas fuentes.

      "aunque lo cité de Park, no es "el argumento de Park". A cualquier otra persona se le puede ocurrir."

      Esa es otra de las salidas seudo-escépticas típicas. Compárese con lo dicho por otra seudo-escéptica como se cita en este artículo:

      "Usted pregunta de donde tomé la idea de que la memoria del agua funciona así, pues de ninguna parte, como es obvio, ya que nunca se ha observado que exista si quiera del fenómeno. Pero por lo mismo he lanzado una hipótesis, una de tantas que se pueden formular."

      Si, una de tantas de uno de tantos, pero uds. siempre citan la idea falsa de la fuente corrupta y mentirosa.

      En suma, se reafirma que tu comportamiento es típico del seudo-escepticismo y me permitiré analizarlo en otro artículo, que te invito a leer para discutir sobre aspectos de tus respuests que no he abordado aquí.

      Eliminar